Etiquetas

En 1776 Adam Smith define Economía política en su Riqueza de las Naciones de la siguiente forma:

“La Economía política, considerada como una rama de la ciencia del estadista o del legislador, se propone dos objetivos diferentes: el primero, proporcionar a la gente ingresos abundantes o medios de subsistencia, o mejor dicho, capacitarles para que se provean por sí mismos de tales ingresos o medios de subsistencia; y el segundo, proveer al estado o a la comunidad de ingresos suficientes para los servicios públicos. Se propone enriquecer tanto al pueblo como al soberano”.

J. Stuart Mill en sus Principios de Economía Política (1848) ofrece la siguiente definición:

“Los que escriben sobre Economía política declaran enseñar, o investigar, la naturaleza de la riqueza, y las leyes de su producción y distribución, incluyendo, directamente o en forma remota, la actuación de todas las causas por las que la situación de la humanidad, o de cualquier sociedad de seres humanos, se hace próspera o al revés, con respecto a este objetivo universal de los deseos humanos. No se quiere con ello decir que cualquier tratado de Economía política puede discutir o aun enumerar todas esas cosas; pero se propone exponer todo aquello que se conoce sobre las leyes y principios por los que se rigen”.

Alfred Marshall, comienza la primera edición de sus Principios de Economía (1890) con la siguiente frase:

“La Economía política o Economía es un estudio de las acciones del hombre en las actividades ordinarias de la vida; se interesa por la forma en que obtiene su renta y cómo la usa”.

A modo de conclusión acerca del concepto de Economía podemos recoger la siguiente reflexión acerca del concepto de Economía que realiza Gary Becker en su introducción a El Enfoque Económico a la Conducta Humana (1976):

“La definición de economía en términos de bienes materiales es la más limitada y la menos satisfactoria. No describe adecuadamente el mercado ni lo que los economistas “hacen”. (…) La definición de economía en términos de medios escasos y usos alternativos es la más general de todas. Define la economía basándose en la naturaleza del problema que se trata de resolver, y abarca mucho más que el sector del mercado o “lo que hacen los economistas”. (…) Esta definición de economía es tan amplia que a menudo es una fuente de desconcierto más que de orgullo para muchos economistas, y frecuentemente se considera de forma inmediata que excluye la mayor parte del comportamiento ajeno al mercado. Todas estas definiciones de economía simplemente definen su ámbito, pero ninguna nos da ni la menor información acerca de lo que es el enfoque “económico”. (…) Separémonos, por tanto, de las definiciones, porque creo que lo que mejor distingue a la economía como disciplina de otra disciplinas en las ciencias sociales no es su objeto, sino su enfoque”.

Podemos sacar algunas conclusiones de estas citas.

– La Economía es el estudio de la humanidad en su quehacer cotidiano.

– Es ciencia de la decisión, como consecuencia del problema económico básico de la escasez, que obliga a elegir el destino de los recursos limitados:

– La Economía estudia la forma en que los individuos y las sociedades realizan sus elecciones económicas.

Pero hay más definiciones de la ciencia económica. El premio Nobel Paul Samuelson (1915-2009), por ejemplo, la definió así:

“La Economía es el estudio de la manera en que las sociedades utilizan los recursos escasos para producir mercancías valiosas y distribuirlas entre los diferentes individuos.”

Esta definición de Samuelson es más explícita que las anteriores. Hace referencia, en primer lugar, al carácter social de la actividad económica; en segundo lugar, a la escasez de recursos; por último, a la producción y la distribución entre los miembros de la sociedad de bienes que tienen un valor para ellos. De forma implícita, en la definición se incluye la necesidad de tomar decisiones sobre qué hacer con los recursos escasos, qué producir con ellos y cómo distribuirlos.

Una de las definiciones más utilizadas en el mundo académico es la propuesta por L. Robbins (1898-1984) en su artículo Ensayo sobre la naturaleza y significado de la ciencia económica (1932):

“La ciencia económica es el estudio de la conducta humana como una relación entre fines y medios que son escasos y susceptibles de usos alternativos.”

Esta definición sintetiza el problema económico básico: puesto que los recursos son escasos en relación a los fines o necesidades humanas, y las opciones de uso de los recursos son diversas, se debe estudiar el comportamiento de la humanidad, individual y colectivamente, en cuanto a la forma en que deciden cómo utilizar los recursos.

Podemos concluir diciendo  que la Economía:

–          Es una ciencia social, puesto que estudia el comportamiento humano y cómo afecta a la sociedad en su conjunto.

–          Estudia la utilización de los recursos disponibles, que siempre son escasos en relación a las necesidades y deseos humanos, crecientes e ilimitados.

–          El estudio del comportamiento humano en condiciones de escasez, implica el estudio cómo se  toman las decisiones económicas.

Este vídeo nos puede ayudar a entender  un poco más el concepto y su importancia…