Etiquetas

, ,

El Monstruo Espaguetti Volador guía continua e invisiblemente la conducta de cada ser humano (creyente o no) por medio de sus “apéndices tallarinescos”.