Etiquetas

, ,

Ayer por la tarde llovió en Orihuela…cuatro gotas…pero justo a la hora de ir a recoger a Samuel y María al colegio.  Fue a por ellos Maricen. 

Yo debía reunirme en el parque con los tres.

Al llover, se fastidió el parque  y tuvimos que ir a casa.  Los niños necesitan correr y jugar.  Si no lo hacen, no están a gusto, se ponen nerviosos.  La solución no es enchufarlos a la tele…nunca lo es.  Tampoco es meterlos en casa a jugar con juguetes o consolas… Los niños deben correr  y jugar…

Estando en casa deja de llover.  Propongo llevarlos al parque.  Aceptan.  No obstante, María debe terminar una copia que le ha puesto su madre por tener “la lengua muy larga”… Me pregunto a quién habrá salido esta niña….

María termina la copia y nos vamos.  Samuel, al final y como siempre, se queda con su madre…¡¡¡Yo también lo haría!!! Samuel tiene buen gusto.

Por el camino, María me pregunta por las elecciones del domingo. 

– Papá, ¿Tú quién quieres que gane?

– ¿Yo?… Antonia.

– ¿Y eso?

– La conozco, es buena gente, ha trabajado conmigo, es amiga de Luís, de Ana, …

– ¿Es amiga de Edu?

– Si, también es amiga de Edu.

– Si gana, ¿nos arreglarán la calle?

–  No lo sé, puede…

– ¿Y arreglará la luz de la calle?

– No lo sé, seguro….

– Y si gana, ¿quitará las cacas de los perros?

– No las tiene que quitar ella.  Los dueños de los perros han de tener cuidado y limpiarlas…

– Hay muchas cacas de perros.  A mí no me gusta.

– A mí tampoco, María.

Llegamos al parque.  Los amigos de María no están.  Al poco rato, se aburre.  Viene.  Se sienta a mi lado.

– Papá…

– ¿Qué?

– Nada…

– Dime , María….

Se va.

A los dos minutos, vuelve.

– Papá…

– ¿Si?

– ¿Vamos a casa?

– Vale.

Volvemos a casa.  Los lunes, miércoles  y viernes van a la piscina los tres.  Hoy es miércoles.  Se van.   Vuelven sobre las nueve  y cuarto.  María vuelve a tener que copiar… De nuevo ha sido la incontinencia verbal…¿De dónde habrá sacado esa costumbre?  ¡¡¡Con lo callada que es su madre!!!

Samuel viene a la carga….

– Papá….

– Dime…

– ¿Vemos los bichos?

A Samuel le encantan los bichos (dinosaurios, insectos,….).  Su madre le está haciendo una colección del National Geographic sobre insectos.  Le gustan los bichos que trae pero prefiere hojear el fascículo.  Me maravilla que se sepa los nombres de memoria. ¡¡¡Todavía no sabe leer!!!

Nos tumbamos en la cama y vamos pasando las hojas de los distintos fascículos.

– Mira, ¡¡un grillo real!!

–  ¡¡Un escorpión gigante!!

– ¡¡¡Una mantis!!!

– Samuel, ¿Cómo se dice en Navarrés?

– ¡¡¡Repicacampanas!!!

Llegamos al fascículo de las arañas.  La última página cuenta la historia de Aracne.  Samuel me habla de la diosa Atenea, de la lechuza… Se sabe la historia.  Se la contó su madre.

Es la hora de irse a dormir… Se lavan los dientes y se acuestan…

María me dice…

– Papá, cuéntanos una historia…

– ¿Qué historia?

– La de Aracne

Se la cuento y a dormir. Apago la luz.  Me gusta estar en casa….

http://www.youtube.com/watch?v=Y8k3Hk3ODKU&feature=related