Etiquetas

Me la recordó una amiga la semana pasada.

La ponían los domingos por la noche.

La serie transcurría en una comisaría neoyorquina y comenzaba cuando el sargento Esterhaus leía el informe del día a los agentes, repartiéndo las misiones  y terminaba con aquella mítica frase: “Tengan cuidado ahí fuera”.

A partir de ahí se entremezclaban los problemas con los que tenían que lidiar los policías en la calle con aquellos a los que debían  enfrentarse en su vida personal.

De este modo, el lado más policial de la serie daba paso al drama.  Quedaron en el imaginario colectivo personajes tan dispares como el oficial Andy Renko, el capitán Frank Furillo, la fiscal Davenport, el detective Chesley, Kate McBride, la oficial Russo o el detective Benedetto.

Muchas historias jugaban a los opuestos:

  • Blanco, agente Andrew J. , “Cowboy”, Renko y negro,  agente Officer Bobby Hill.
  • Pacífico teniente Henry Goldblum y militarista líder del equipo SWAT teniente Howard Hunter.
  • Calmado y veterano sargento Phil Esterhaus y poco cauto detective Mick Belker.
  • Alcohólico, detective J.D. LaRue, y recuperado de una adicción a los narcóticos, detective Neal Washington.
  • Masculino (en búsqueda del feminisno interior) la oficial Lucy Bates y su colega oficial Joe Coffey, siempre masculino.

Habían más historias.  Entre ellos destaca el rollito que llevaba Furillo con la abogada defensora.  Siempre terminaban en la bañera.

Les dejo la cabecera de la serie:

http://www.youtube.com/watch?v=RtWjhN86WLU