Etiquetas

, , ,

En Valladolid es posible visitar la casa donde residió Cervantes durante tres años y en la que, parece ser, terminó de escribir la primera parte del Quijote.  Está en la calle del Rastro. 

Tiene web:

http://museocasacervantes.mcu.es/

La casa está ambientada con muebles de la época pero que no son los que estaban allí.  Merece la pena visitarla.  Allí me entero que Don Miguel vivía con su hermana, sobrina y más familia pero que su mujer le visitaba de cuando en cuando.  También comentan que era un hombre que vivía al día.  No me queda claro si el que lo comenta considera eso bueno o malo….

Caminando una media hora, es posible llegar al Museo Colón que fue construido a imagen del palacio virreinal que Colón construyó en Santo Domingo.  Es un museo didáctico que primero te sitúa en la epóca, te da información sobre la preparación del primer viaje y sobre los otros tres.  El museo termina explicando el final de Colón y su legado.  Está, como no podía ser de otra forma,  en la calle Colón y no tiene web.

A unos 15 minutos caminando, cerca del Museo Nacional de Escultura Policromada, está la Casa Museo de José Zorrilla.  La calle se llama Fray Luis de Granada.  Tiene el encanto de las casas románticas.  El mobiliario es el que estaba en la epóca en su práctica totalidad.  Me llamó la atención la pajarera que el emperador Maximiliano le regaló a Zorrilla.  Está llena de pájaros tropicales ¡¡¡¡disecados!!!!.

En fín, merece la pena darse el paseo y visitar las casa.  Si se prescinde de la explicación oficial se puede entrever las genialidades, necesidades, penurias y miserias de estos hombres.  Creo que eso siempre es ilustrativo.